ÁREA EXCLUSIVA PARA MIEMBROS

 

MULTIESSENS-VITAMINAS®

Frasco por 60 cápsulas

POTENCIALIZA LA FUNCIÓN MITOCONDRIAL, FACILITA LAS BIOTRANSFORMACIONES Y REDUCE EL ESTRÉS OXIDATIVO

 

LAS VITAMINAS son compuestos esenciales a la vida que deben ser ingeridos ya que el organismo no las puede sintetizar. Las vitaminas no pueden ser convertidas en energía, pero son requeridas para la producción de energía, la expresión genética, la activación enzimática y las biotransformaciones. Para apreciar la importancia de las vitaminas, es necesario reflexionar sobre las interacciones bioquímicas fundamentales que deben ocurrir para que el ser humano sobreviva. Para ayudar a las personas que presentan aberraciones fenotípicas que dificultan la activación de las vitaminas, algunos componentes de la fórmula vienen en su forma activada.

 

LA SALUD EN SU ESENCIA

Combinaciones completas y eficaces de nutrientes son necesarias para formar y mantener los fundamentos de una fisiología óptima. MULTIESSENS VITAMINAS® puede combinarse con  MULTIESSENS MINERALES® para obtener mejores resultados.

A continuación se aprecian algunos ejemplos de cómo MULTIESSENS VITAMINAS® ofrece un extenso y balanceado soporte nutricional para todos los aspectos de una salud óptima.

 

LOS ANTIOXIDANTES (1,2,3)

Los radicales libres que provienen del metabolismo celular normal, de la exposición a xenobióticos y toxinas, del estrés, de la mala dieta y de malos hábitos de vida causan estrés oxidativo y daño celular. Los antioxidantes neutralizan la actividad de los radicales libres para proteger la integridad de las células, lo que impacta positivamente al organismo en su totalidad. MULTIESSENS VITAMINAS® provee una gama de antioxidantes:

- Las vitaminas C, E (tocoferoles mixtos), A,  el betacaroteno y el licopeno son antioxidantes poderosos que también potencializan otros antioxidantes presentes en la fórmula.

- Los compuestos fenólicos y glucósidos son bioflavanoides que abundan en frutas y vegetales; proveen protección importante contra el estrés oxidativo, también complementan y extienden las actividades de otros antioxidantes. Un complejo único de bioflavanoides – incluyendo rutina, quercitina, hesperidina (Citrus spp L), extracto de té verde descafeinado (Camellia Sinensis), extracto de arándano (Vaccinium Myrtillus L.), corteza de canela (Cinnamomum Zeylanicum L.), extracto de granada (Punica Granatum) y raíz de cúrcuma (Curcuma Longa L.)– trabaja para inhibir la actividad de radicales libres.

 

 

SALUD CARDIOVASCULAR (4,5,6,7,8)

- Altos niveles de antioxidantes en la sangre han demostrado ayudar a mantener la salud cardiovascular.

- La vitamina E en su forma completa incluyendo todas las fracciones de los tocoferoles (D-Alfa, D-Beta, D-Gamma y D-Delta) protegen el LDL y las membranas celulares de la oxidación (peroxidación de los lípidos) para mantener vasos sanguíneos sanos. La vitamina C también ayuda a mantener venas y arterias saludables, apoyando al crecimiento de los tejidos y al fortalecimiento del colágeno.

- El metiltetrahidrofolato (ácido fólico B9 activado), el piridoxal-5-fosfato (B6 activada), la metilcobalamina (B12) y la colina apoyan al ciclo de la metilación, un sendero que recicla la homocisteína (factor de riesgo cardiovascular).

- La metilcobalamina (vit. B12) juega un papel crucial en la hematopoyesis, en la síntesis y mantenimiento del ADN.

- Las vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (ácido nicotínico) y B5 (ácido pantoténico) son esenciales para la producción de energía celular. El tejido cardíaco es el que más depende de la eficacia mitocondrial; su estado energético se refleja en todo el organismo.

- La vitamina B3 participa en la regulación de los niveles de LDL, lipoproteína A y fibrinógeno, y elevación de los niveles de HDL.

- La deficiencia de vitamina D3 incrementa el riesgo cardiovascular. El rango sérico óptimo de 25-hidroxivitamina D es entre 50 y 80 nmol/L. La gran mayoría de los pacientes tienen deficiencia de vitamina D3, más aun durante las temporadas de lluvia.

 

VISIÓN (9)

La vitamina A, el betacaroteno, la vitamina E (tocoferoles mixtos), la luteína y nuestro complejo de antioxidantes ayudan a mantener una buena visión. La luteína se acumula selectivamente en los tejidos ocu-lares para crear protección contra los rayos UVA y UVB.

La vitamina C es especialmente importante para la retina, donde la concentración de este nutriente esencial es más elevada que en la sangre.

 

DIGESTIÓN, ABSORCIÓN Y EQUILIBRIO MICROBIOLÓGICO (10,11)

El piridoxal-5-fosfato (vitamina B6 activada) es requerido para sintetizar la histamina, mensajero importante para lograr mantener el pH estomacal en su rango óptimo (entre 1 y 2).

La colina, y las vitaminas B1 y B5 permiten sintetizar acetilcolina, neurotransmisor esencial para la estimula-ción de las secreciones gástricas y pancreáticas, y para las contracciones peristálticas y de los esfínteres.

El metiltetrahidrofolato (ácido fólico B9 activado), la vitamina A y el betacaroteno son particularmente importantes para mantener la selectividad de la barrera intestinal.

 

INMUNIDAD (12,13,14,15)

Por su participación en el mantenimiento de la integridad de las membranas celulares (especialmente en el tubo digestivo y vias respiratorias) el metiltetrahidrofolato (ácido fólico B9 activado), la vitamina A y el betacaroteno ayudan a mantener una inmunidad equilibrada y eficaz.

Las vitaminas B6, B12 y el metiltetrahidrofolato (ácido fólico B9 activado) son importantes para

la multiplicación y diferenciación de las células del sistema inmunitario.

La deficiencia en vitamina D es muy común especialmente en los ancianos, las personas obesas, los individuos con enfermedades crónicas, las poblaciones con la piel oscura, los que sufren de mala absorción de los lípidos y las personas a quienes les hace falta exposición al sol. Más de 200 genes humanos que contienen elementos de respuesta a la vitamina D han sido identificados. Es reconocido que la vitamina D regula la homeostasis de los minerales y la expresión genética de muchos procesos celulares, incluyendo la apoptosis, la proliferación, la diferenciación y el

control de moduladores inmunológicos que pueden ser directamente o indirectamente involucrados con el cáncer.

La vitamina C incrementa la actividad de los glóbulos blancos y la producción de citoquinas que promueven

la respuesta inmune. En caso de estrés crónico, el organismo excreta cantidades excesivas de vitamina C, lo que aumenta la necesidad de consumirla para mantener las funciones inmunes y las otras funciones que dependen de la disponibilidad de vitamina C. Por lo que la vitamina C permite regenerar la vitamina E, es importante incluirla dentro de protocolos dirigidos a la respuesta inmune o a la oxidoreducción.

La vitamina E es una familia de compuestos llamados tocoferoles. Las cuatro formas de tocoferoles naturales son designados alfa, beta, gamma y delta. Los fagocitos deben poseer grandes reservas de las cuatro formas de vitamina E para protegerse de los oxidantes producidos durante el estallido oxidativo.

 

DETOXIFICACIÓN (16,17,18,19)

Las vitaminas B2, B3, B6, B12, el metiltetrahidrofo-lato (ácido fólico B9 activado) y los bioflavanoides participan en las reacciones del citocromo P450 que inician la polarización de las sustancias tóxicas para que luego puedan ser conjugados.

El metiltetrahidrofolato (ácido fólico B9 activado), el piridoxal-5-fosfato (B6 activada), la metilcobala-mina (B12) y la colina apoyan al ciclo de la metilación, un sendero que recicla la homo-cisteína y favorece la conjugación hepática, para finalizar la polarización y detoxificación de las sustan-cias endógenas, xenobióticos y toxinas. Apoyar la conjugación ayuda a evitar la circulación de metabolitos segundarios reactivos que resultan de las transformaciones efectuadas por las enzimas del citocromo P450.

La vitamina C ayuda a conservar el glutatión, un antioxidante principalmente producido en los hepatocitos. El proceso natural de la detoxificación puede crear mucho estrés oxidativo, especialmente en el hígado. El glutatión intracelular es el sendero común y final para la reducción de oxidantes y es uno de los agentes principales de detoxificación.

La colina y el inositol ayudan a metabolizar los lípidos a nivel hepático.

El índole-3-carbinol proveniente del brocoli favorece la activación de las enzimas 1A1 y 1A2 del citocromo P450, facilitando la conversión de los estrógenos en 2-hidroxiestrona (el buen estrógeno).

 

HUESOS (20)

La 25-hidroxivitamina D participa en el desarrollo y el mantenimiento de la mineralización ósea y dental.

 

FUNCIÓN RESPIRATORIA (21)

La combinación de licopeno, vitamina C y bioflavanoides ayuda la salud de muchos órganos y especialmente del pulmón.

 

FUNCIÓN TIROIDEA (22,23,24)

Las vitaminas C, B12 y E (tocoferoles mixtos) son requeridas para favorecer la conversión de T4 a T3 y disminuir la conversión de T4 a T3 reversa (T3r).

La vitamina A es necesaria para mantener una buena sensibilidad celular a T3.

La vitamina D3 es muy importante para la regulación de la producción de anticuerpos antitiroideos.

Las vitaminas B6, B9, B12 y la colina (cofactores de la metilación) ayudan a regular los niveles de estrógenos y por consiguiente los de la globulina fijadora de tiroxina (TBG); regular los niveles de TBG mejora la función tiroidea.

 

BIOENERGÍA (25,26,27)

Las vitaminas B1, B2, B3, B5 y biotina (B7) son esenciales para el metabolismo celular que convierte carbohidratos, lípidos y proteínas en bioenergía. Estas vitaminas permiten la activación de muchas enzimas implicadas en la producción de ATP y en la reducción de los subproductos oxidativos de la respiración celular.

 

FUNCIÓN SUPRARRENAL (28,29)

Algunos pacientes presentan hipotensión ortostástica, dificultad para enfrentar estresores o fatiga crónica por deficiencias de vitaminas B1, B3, B5, B6, B9, B12 o C, nutrientes requeridos para sintetizar catecolaminas, aldosterona y cortisol a partir de la tirosina y del colesterol, respectivamente.

 

HORMONAS SEXUALES (30)

El organismo requiere de vitaminas B2, B3, B9, C, A y E para sintetizar pregnenolona, DHEA, androstene-diona, testosterona y estradiol a partir del colesterol.

 

FUNCIONES NEUROLÓGICAS (31,32,33)

Las vitaminas B (particularmente la vitamina B1) son importantes para la síntesis y degradación de neurotransmisores, la modulación de canales de iones en las neuronas y para la neurocognición.

Dado que la metilación protege el desarrollo neurológico y mantiene el control epigenético, las vitaminas B6, B9, B12 y colina son especialmente importantes para las mujeres que quieren tener hijos.

La colina, y las vitaminas B1 y B5 permiten sintetizar acetilcolina, neurotransmisor esencial para las funciones parasimpáticas, el control muscular, la neurocognición, el sueño MOR, las percepciones y la memoria.

El organismo requiere de piridoxal-5-fosfato para sintetizar GABA a partir del ácido glutámico, y serotonina y melatonina a partir del triptófano.

 

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN MÚSCULO ESQUELÉTICA (28,29,34,35,36)

Dado que el ciclo de la metilación genera cisteína que provee sulfatos para la síntesis de glicosaminoglicanos (GAGs), las vitaminas B6, B9, B12 y colina son importantes para la producción y el mantenimiento de cartílagos y otros tejidos conectivos.

La síntesis de GAGs es dependiente del metabolismo de la glucosa. Las vitaminas B1, B3, B5, B6, B9, B12 y C son requeridas para el metabolismo de catecolaminas y cortisol, y para asegurar la sensibilidad a la insulina.

En la síntesis del colágeno, la vitamina C participa en la formación de hidroxiprolina a partir de prolina.

La vitamina D3 mejora la fuerza de la contracción muscular.

La contracción anaeróbica requiere principalmente de vitamina B5.

 

PIEL, CABELLO, UÑAS (37,38)

Antioxidantes como la vitamina E (tocoferoles mixtos) ayudan a proteger de los factores de envejecimiento prematuro de la piel tales como el estrés oxidativo causado por los rayos UVA y UVB del sol, la contaminación y el estrés.

Licopeno, luteína, vitamina A y betacaroteno ayudan los senderos bioquímicos que mantienen la salud y el brillo de la piel.

Inositol, biotina (B7) y ácido pantoténico (B5) son fundamentales para el crecimiento sano de la piel, el cabello y las uñas.

La vitamina C es esencial para la síntesis de colágeno, proteína que proporciona elasticidad a los tejidos conectivos (piel, músculos, cartílagos, fascias, ligamentos, tendones, etc.).

 

_____________________________

 

La falta de alimentos frescos en la dieta (frutas, vegetales, frutos secos, etc.), el incremento de la exposición a xenobióticos y toxinas, y el estrés emocional resultan en desórdenes bioquímicos, disfunciones y aberraciones fenotípicas. Un multivitamínico con enfoque en la reducción del estrés oxidativo es indispensable dentro de un manejo funcional e integral que corrige las posibles deficiencias relacionadas o que busca prevenirlas creando y manteniendo reservas adecuadas.

Formulado por un equipo de expertos en bioquímica nutricional y utilizando formas altamente biodisponibles de cada nutriente, MULTIESSENS VITAMINAS® es un suplemento vitamínico completo, potente y efectivo.

 

REFERENCIAS

1. Lutsenko EA, Carcamo JM, Golde DW. Vitamin C Prevents DNA Mutation Induced by Oxidative Stress. 2002. J Biol Chem 277(19):16895-9.

2. Placzek M, Gaube S, Kerkmann U, Gilbertz KP, Herzinger T, Haen E, Przybilla B. Ultraviolet B-induced DNA damage in human epidermis is modified by the antioxidants ascorbic acid and D-alpha-tocopherol. 2005. J Invest Dermatol 124(2):304-7.

3. Sreejayan, Rao MN. Curcuminoids as potent inhibitors of lipid peroxidation.1994. J Pharm Pharmacol. 46(12):1013-6.

4. Merchant AT, Hu FB, Spiegelman D, Willett WC, Rimm EB, Ascherio A. The use of B vitamin supplements and peripheral arterial disease risk in men are inversely related. 2003. J Nutr 133(9):2863-7.

5. Miller AL, Kelly GS. Homocysteine metabolism: nutritional modulation and impact on health and disease. Altern Med Rev 1997;2:234-254.

6. Holick MF. Vitamin D: importance in the prevention of cancers, type 1 diabetes, heart disease, and osteoporosis. 2004. Am J Clin Nutr 79(3):362-371.

7. Bottiglieri T, Laundry M, Crellin R, and al. Homocysteine, folate, methylation, and monoamine metabolism in depression. J Neurol Neurosurg Psythiatry 2000;69:228-232.

8. Heaney RP, Holick MF “Perspective: Why the IOM Recommendations for Vitamin D are Deficient”. Journal of Bone and Mineral Research 2011. 26 (3): 455–7.

9. Age-Related Eye Disease Study Research Group. A randomized, placebocontrolled, clinical trial of high-dose supplementation with vitamins C and E, beta carotene, and zinc for age-related macular degeneration and vision loss: AREDS report no. 8. 2001. Arch Ophthalmol 119(10):1417-36.

10. HDC histidine decarboxylase [ Homo sapiens ] Gene ID: 3067, updated on 16-Sep-2012.

11. “Gastric acid secretion – Homo sapiens”. KEGG. Retrieved June 1, 2011.

12. Barringer TA, Kirk JK, Santaniello AC, Foley KL, Michielutte R. Effect of a multivitamin and mineral supplement on infection and quality of life. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. 2003. Ann Intern Med 138(5):365-71.

13. Girodon F, et al. Impact of trace elements and vitamin supplementation on immunity and infections in institutionalized elderly patients: a randomized controlled trial. 1999. Arch Intern Med 159(7):748-54.

14. Meydani SN, et al. Vitamin E supplementation and in vivo immune response in healthy elderly subjects: a randomized controlled trial. 1997. JAMA 277(17):1380-6.

15. Cantorna MT. Vitamin D and autoinmmunity: is vitamin D status an environmental factor affecting autoimmune disease prevalence? Proc Soc Exp boil Med. 2000;223:230-33.

16. Grant D. Detoxification pathways in the liver. J Inher Metab Dis. 1991.

17. Gonzalez FJ. Role of cytochrome P450 in chemical toxicity and oxidative stress: studies with CYP2E1. Mutat Res. 2005.

18. Trevisan M, Browne R, Ram M, et al. Correlates of markers of oxidative status in the general population. Am J Epidemiol. 2001;154(4):348-56.

19. Auborn, KJ, et al. (2003). “Lifespan is prolonged in autoimmune-prone (NZB/NZW) F1 mice fed a diet supplemented with indole-3-carbinol”. The Journal of nutrition 133 (11): 3610–3.

20. Cranney A, Horsley, T and al. “Effectiveness and safety of vitamin D in relation to bone health”. Evidence report/technology assessment  August 2007 (158): 1–235.

21. Hazlewood LC, Wood LG, Hansbro PM, Foster PS. Dietary lycopene supplementation suppresses Th2 responses and lung eosinophilia in a mouse model of allergic asthma. J Nutr Biochem. 2011 Jan;22(1):95-100.

22. Chaurasia SS, Kar A. Protective effects of vitamin E against lead-induced deterioration of membrane associated type-I iodothyronine 5’-monodeiodinase (5’D-I) activity in male mice. Toxicology. 1997 Dec 31;124(3):203-9.

23. Gupta P, Kar A Role of ascorbic acid in cadmium-induced thyroid dysfunction and lipid peroxidation. J Appl Toxicol. 1998 Sep-Oct;18(5):317-20

24. Feart C, Pallet V and al. Aging affects the retinoic acid and the triiodothyronine nuclear receptor mRNA expression in human peripheral blood mononuclear cells. Eur J Endocrinol. 2005 Mar;152(3):449-58.

25. Ames BN. The metabolic tune-up: Metabolic harmony and disease prevention. J Nutr. 2003;133:1544S-48S.

26. Gibson GE, Zhang H. Interactions of oxidative stress with thiamine homeostasis promote neurodegeneration. Neurochem Int. 2002;40:493-504.

27. Park LC, Zhang H, Sheu KF, et al. Metabolic impairment induces oxidative stress, compromises inflammatory responses, and inactivates key mitocondrial enzyme in microglia. J Neurochem. 1999;72:1948-58.

28. Vinogradov VV, Tarasov IuA, Tishin VS, Bogdanovich VI, Spas VV. Probl Endokrinol (Mosk). Thiamine prevention of the corticosteroid reaction afer surgery. 1981 May-Jun;27(3):11-6.

29. Tarasov IuA, Sheĭbak VM, Moĭseenok AG. Adrenal cortex functional activity in pantothenate deficiency and the administration of the vitamin or its derivatives. Vopr Pitan. 1985 Jul-Aug;(4):51-4.

30. Henmi H, Endo T, Kitajima Y, Manase K, Hata H, Kudo R. Effects of ascorbic acid supplementation on serum progesterone levels in patients with a luteal phase defect. Fertil Steril. 2003 Aug;80(2):459-61.

31. Zeigler EE, Filer LJ, eds. Present Knowledge in Nutrition. Washington, DC: ILSI Press; 1996.

32. Papakostas GI, Cassiello CF, Iovieno N. Folates and s-adenosylmethionine for major depressive disorder.Can J Psychiatry. 2012 Jul;57(7):406-13.

33. Robinson CR, Pegram GV, Hyde PR, Beaton JM, Smythies JR.The effects of nicotinamide upon sleep in humans. Biol Psychiatry. 1977 Feb;12(1):139-43.

34. Carrillo AE, et al. Impact of vitamin D supplementation during a resistance training intervention on body composition, muscle function, and glucose tolerance in overweight and obese adults. Clin Nutr. 2012 Aug 31.

35. Parcell S. Sulfur in human nutrition and applications in medicine. Altern Med Rev. 2002 Feb;7(1):22-44.

36. Stuart EL, Evans GS and al. Reduced collagen and ascorbic acid concentrations and increased proteolytic susceptibility with prelabor fetal membrane rupture in women. Biol Reprod. 2005 Jan;72(1):230-5. Epub 2004 Sep 8.

37. Cosgrove MC, Franco OH, Granger SP, Murray PG, Mayes AE. Dietary nutrient intakes and skin-aging appearance among middle-aged American women. 2007. AJCN 86(4):1224-31.

38. Heinrich U, Gartner C, Wiebusch M, Eichler O, Sies H, Tronnier H, Stahl W. Supplementation with beta-carotene or a similar amount of mixed carotenoids protects humans from UV-induced erythema. 2003. J Nutr 133(1):98-101.

 

VER RÓTULO.

Producto de Venta Libre. Registro sanitario INVIMA Nº SD2012-2556

> Volver al inicio

 

 C.C. BIMA, Auto Norte No. 232 - 35, Local 4-005  •  Horario de atención: Lunes – Viernes  •  8:30am - 6:00pm  •  Teléfonos: 742-3902  •  742-3926  • E-mail: info@nutrabiotics.info

© 2015 Nutrabiotics S.A.S. Todas las marcas son propiedad de Nutrabiotics S.A.S. y se usan con permiso. Términos y condiciones de uso.

PARA USO INTERNO SIN FINES PUBLICITARIOS